REFLEXIONES Y EJERCICIOS PARA PASAR A LA ACCIÓN

Reflexiones

Para ser mejor en el futuro, primero hay que mejorar el presente. 

Por ello, el texto de este post, va a estar en continuo crecimiento. 
Frases, preguntas, ejercicios, etc. que nos sirvan para poder hacer reflexiones sobre el futuro, quizás reflexiones diarias o simplemente reflexiones sobre la vida y para la vida.

Textos cortos, con un enfoque no solo reflexivo, también positivo, que sirvan de inspiración, para día a día, poder mejorar nuestras vidas.

Deja volar tu imaginación, 

regálate unos minutos y

¡Pasa a la acción!

PRIMERAS REFLEXIONES

1) Reflexión. ¿Quién soy? ¿Quién quiero ser?

   Compórtate como la persona en la que te quieres convertir. Actuar en el presente, cómo lo haría tu yo del futuro que quieres ser, nos va a ayudar, pasito a pasito, a conseguir nuestros objetivos.

   Por ejemplo, quiero tener 12 gallinas pero actualmente no tengo. Vamos a empezar a acondicionar el lugar, poco a poco, cómo si ya tuviéramos las doce gallinas, vamos a informarnos, leer, acudir a charlas, cómo si ya fuéramos propietarios de las doce gallinas. Quizás empecemos con 3 o 4 gallinas, pero enfocaremos nuestras acciones como si ya tuviéramos las doce.

Podcast Libros para emprendedores #252 Tus Próximos Cinco Movimientos

2) Reflexión. ¿Es bueno o es malo?

   Si yo creo que algo es positivo para mi, automáticamente se convierte en algo positivo para mi, aunque a los ojos de otras personas pueda no ser así.

3) Reflexión. Libreta de agradecimientos.

   Agradecer lo cotidiano del día, lo que nos envuelve, detalles simples o pequeños, el café de la mañana, el electrodoméstico que nos regala tiempo, etc. Nos ayudará a crear el hábito de enfocarnos en lo positivo.

   Por ejemplo, empieza con, cada mañana escribir 3 agradecimientos.

4) Reflexión con el "¿Por qué?"

   En ocasiones surgen situaciones, dudas o contratiempos, que requieren una pausa en el camino para poder analizar y reflexionar. 

   El ejercicio de los 5 «¿Por qué?» puede resultar de ayuda, para averiguar que hay más allá de lo que a simple vista vemos.

   Es «sencillo», pregúntate ¿Por qué x? y a la respuesta, la analizas volviendo a preguntar; ¿Por qué x? y así sucesivamente 5 veces. ¡Se entenderá mejor en un ejemplo! 😀

   Por ejemplo,
1º ¿Por qué quiero tener gallinas? Por qué quiero comer huevos camperos.
2º ¿Por que quiero comer huevos camperos? Por que quiero cuidar de mi cuerpo.
3º ¿Por qué quiero cuidar de mi cuerpo? Por que quiero estar sana.
4º ¿Por qué quiero estar sana? Por que no quiero tener dolor.
5º ¿Por qué no quiero tener dolor? Por que quiero disfrutar de la vida sin sufrir.

5) No pongas el foco en el problema, pon el foco en la solución.

6) STOP

   Asume la responsabilidad total de tu vida, y de todo lo que te ocurre; evita dar excusas o culpar a los demás.

7) Cambia tu forma de hablar y cambiarán tus resultados.

   · ¿Por qué es tan difícil …… ? ❌
   Preguntemos lo mismo pero de forma positiva:
   · 
¿Qué necesito aprender para que se vuelva fácil …… ? ✔
   · ¿Qué necesito hacer para que se vuelva fácil …… ? ✔

   Siéntate, coge un folio en blanco y boli, y no te levantes hasta que, mínimo. hayas escrito 20 respuestas.

Instagram Margarita Pasos @margaritapasos 

> Pon foco en tu forma de hablar, habitúate a hablar en positivo.

   Recuerda, tu mente no diferencia lo real de lo irreal, por lo que, nuestra mente se cree o se llegará a cree, lo que digamos. De tal manera que, según como hablemos, actuaremos.

   «Lo que crees, lo creas«

   · Cambia el «No puedo« por «No quiero« Recuerda, siempre se puede.

      Ej. «No puedo leer un libro, porque no tengo tiempo». Tú eliges en que inviertes tu tiempo, no estás leyendo un libro porque has decidido hacer otra cosa. Entonces, cambia tu forma de hablar, «no quiero leer» ya que prefiero dormir. 

   · Cambia el «Tengo que« por «Voy a« Cambia la visión negativa, por la formula positiva. El «tengo que», suena a una obligación, la mente interpreta que harás algo que no quieres. En cambio, «voy a» es algo que yo he decidio y quiero hacer. ¡Voy a disfrutar de hacerlo!

   · Cambia el «Soy« por el «estar« con las connotaciones negativas.

      Ej. «Soy lenta» por el «Hoy estoy lenta».

Podcast Mentor 360 ➜ El poder del lenguaje – Paz Calap

Lecturas publicitarias:

REFLEXIONES POST

Si crees que puede ser de inspiración para alguien más, no lo dudes, ¡compártelo! 😊